La Municipalidad destruyó caños de escape alterados de uso prohibido

La Municipalidad de nuestra ciudad, por medio del Juzgado de Faltas, destruyó esta mañana un número importante de caños de escape de uso no permitido.

Habitualmente, quienes modifican los escapes, en su mayoría jóvenes, lo hacen para provocar ruidos y explosiones, lo que se conoce popularmente como » hacer cortes».

Estos aparatos, la gran mayoría construidos en forma casera, son el resultado de los diferentes operativos de control realizados en varios puntos de la ciudad.

La destrucción se llevó a cabo en las instalaciones del Corralón Municipal. Presenció el procedimiento el Juez de Faltas de Monte, Dr. Nicolás Mondino (foto).

“La ley establece, que los caños de escape, tienen que tener silenciador respectivo que permite no emitir ruidos y gases tóxicos. Estos caños de escape secuestrados y destruidos, no cumplen con esa reglamentación, y son los llamados caños de escape “libres”, que son los que hacen contaminación sonora y ambiental”, expresó Mondino.  

«Estar fuera de la normativa implica el secuestro del vehículo, por no tener el caño de escape reglamentario, y no se devuelve hasta que no se coloque su escape original o reglamentario», resaltó el abogado.

«El caño de escape es decomisado y puesto a disposición del Juzgado, por medio de la Dirección de Tránsito para su posterior destrucción. Además, no poseerlo implica una multa que ronda las 300 unidades fiscales a valor nafta”, agregó el Juez local.

DATO: En enero de 2018, supervisado por el querido y recordado Julio Basigalupo, la Municipalidad destruyó 100 (cien) caños de escape por el mismo motivo.